Establecimiento de Relaciones

Las relaciones entre El Salvador y Francia iniciaron en 1858 cuando los países se suscribieron a un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, el cual prevé también el intercambio de cónsules.

En la actualidad, El Salvador y Francia mantienen un estrecho diálogo sobre la integración regional centroamericana, la seguridad democrática, la buena gobernanza, el Estado de Derecho, así como la ayuda al desarrollo, entre otros temas.

Además, la nación europea ha colaborado para promover en el seno del G-8, la iniciativa salvadoreña a favor del mantenimiento de la cooperación para los países de renta media.